Apps para hacer presentaciones

Hacer una presentación efectiva puede sonar fácil pero tiene varios factores por delante, no sólo como hables delante de un público y defiendas tus argumentos sino sobre todo la forma en cómo expongas el material. Aquí te traemos apps para hacer presentaciones, que sacan provecho de ciertas funcionalidades y explotan al máximo las posibilidades.

Hacer presentaciones deriva principalmente de ofrecer una organización o una propuesta que se aleje de lo cotidiano y lo monótono, es decir que tengas la osadía de no solo armar un apartado visual llamativo sino que conecte con la audiencia y que al final de la exposición o presentación los sorprendas.

Power point

Pues sí, ese programa con el que creciste todavía sigue a la vanguardia a la hora de hacer presentaciones. Hay quienes lo cuestionan por su simpleza, pero aunque no lo creas aquí puedes también hacer propuestas complejas.

Tan solo echa un vistazo en la red a experimentos más trabajados y encontrarás ideas para hacer algo más robusto y extenso. Lo mejor es que te permite trabajar en equipo y de forma sencillo, esta app está planteada para que puedas resolver al instante y no se transforme en algo difícil, sino al contrario.

Recientemente incorporo la posibilidad de trabajar vía remota en Web por lo que todo un equipo podrá editar un documento de forma simultánea en la nube. También puedes añadir animaciones.

Prezi

Este programa te permite crear presentaciones dinámicas y con miles de giros que sorprendan a la audiencia. Eso sí, toma algo de tiempo agarrarle el truco a la aplicación, exige conectividad constante en un principio.

Para usuarios avanzados permite hacer algo mucho más ambicioso y exponer un entramado de alternativas amplio en ese sentido. Intenta probarla y sacale provecho a esta potente herramienta. Sobre todo si quieres salir de las propuestas corrientes.

Genial. Ly

Una propuesta contraria a Prezi y que ha revolucionado el mercado de presentaciones de forma discreta. Aquí tendrás la posibilidad de crear presentaciones con elementos más solidos.

Es reconocida últimamente ante todo por la posibilidad de hacer infografías, imágenes, postales, posters y microsites. ¿Suena bien? Es mucho mejor, todo esto le otorga un movimiento y un carácter vivo, por lo que hace que tu presentación tenga cierta personalidad y pueda expresar mucho más con tan sólo mostrar tus ideas de forma directa.

Sway

Lanzado por Microsoft hay quienes creen que podría ser una propuesta limitada por someterse a estándares algo cerrados, pero no resulta así. Trabaja con un patrón de historias y láminas interactivas, por lo que la narración digital es su principal fuerte en diferentes espacios.

De igual forma es posible utilizarse en diferentes espacios como trabajo, escuela y hogar, por lo que crear contenidos y compartirlos en un ámbito social es algo sencillo y amigable. Es posible adaptar informes, presentaciones, historias y hallazgos personales al punto de otorgarles un punto de inflexión.

Es distintivo y sobre todo sencillo por lo que hace posible que el usuario maneje cada uno de los elementos de la forma más simple y deduzca como manejar cada una de las opciones.

Canva

Si eres de los que han revisado en internet varias apps para hacer presentaciones entonces esta te habrá sonado miles de veces. Este gran editor de imágenes online permite hacer presentaciones distintas y dinámicas.

Uno de los aspectos en que más se ha pulido es la posibilidad de crear imágenes para redes sociales, tomando en consideración miles de elementos desde infografías hasta herramientas diversas. Algo que los usuarios estiman y le dan valor es que incluso puede ofrecer resultados profesionales sin tener conocimientos de diseño gráfico. Trabaja a partir de la intuición y es gratuita, eso sí: necesitarás una conexión de internet.

PowToon

PowToon es un programa de animación de videos que ha ganado una gran popularidad los últimos años. Las presentaciones creadas con este programa resultan interesantes, atrapantes y entretenidas por lo que tiene resultados palpables y que demuestran el compromiso.

Aunque a simple vista parezca difícil de usar, este programa es similar al PowerPoint, con la particularidad de que permite agregar diapositivas animadas. Al igual que otros programas, tiene una versión gratuita que permite crear todos los videos que quieras, pero con una duración de hasta 5 minutos.

Emaze

Emaze es una herramienta que ha ganado mucho peso en los últimos años y que ha consolidado un nicho sólido, entre las que puedes elegir artículos de diario o afiches publicitarios. Si no sabes usarlo, eso no será problema, ya que antes de habilitar la creación de presentaciones,  la página ofrece un tutorial.

Tal como otras de las opciones que te mostramos esta app tiene ciertas cosas limitadas, tiene una versión gratuita con uso limitado o una paga mensualmente. Una de sus ventajas principales es el poder agregarle una contraseña a tus presentaciones, y enviarlas por mail o compartirlas en las redes sociales.

Slidebean

Está herramienta en línea trabaja con unos criterios especficos que te permite agregar contenido y automáticamente adapta el formato añadido en una atractiva diapositiva; permitiéndote crear presentaciones con un gran valor estético y en muy poco tiempo.

Su interfaz sencilla y amigable le confieren de una propuesta robusta, su plataforma web permite exportar las presentaciones en Power Point o PDF. Además, contiene una gran cantidad de plantillas que te sacarán de un apuro si no tienes un diseño preparado.

Adicionalmente podemos recomendarte Google Slides, considerada como otra de las grandes herramientas que ofrece Google en la nube. Gracias a esta puedes crear presentaciones de manera colaborativa. Ofrece una gran cantidad de temas, fuentes, la posibilidad de insertar videos y animaciones, entre otras cosas más.

Ahora que conoces tantas opciones dependerá de ti sacar a relucir la mejor alternativa y evaluar cuál se adapta mejor a lo que estás buscando y presenta un entramado de posibilidades cercano a lo que estés buscando, compara y establece cuál es el precio que podrías pagar.

El tema del precio y el acceso muchas veces suele ser un pero, aunque podrías evaluar si tienes en mente algo mucho más ambicioso.