¿Cómo aumentar la señal del celular?

¿Estás experimentando problemas con la señal de tu celular? Bien sea con la conexión WiFi o la conexión que ofrece tu operadora de telefonía celular. Te traemos un truco efectivo para mejorarla: se trata de construir una antena amplificadora de la señal, con materiales que tenemos a la mano en la cotidianidad. Los pasos son sencillos y te los detallaremos más adelante.

Antes de comenzar a explicar paso a paso como construir la antena amplificadora de la señal, debemos decirte lo materiales que necesitarás: 1; Aluminio, para ello simplemente busca una lata de refresco o cerveza. 2; Cutter, bisturí o exacto y tijeras que te permita hacer cortes precisos. 3; Regla, para medir. 4; Marcador de tinta indeleble, para realizar los trazados. 5; Cinta de embalar, para hacer uniones o pegar el material. 6; Un lapicero, para realizar marcas en el aluminio.

Pasos para construir el amplificador de señal

  • Primer paso: realizar un rectángulo de aluminio con la lata.

El primer paso es extraer la mayor cantidad de aluminio posible. Para ello puedes realizar una pequeña abertura en la lata y luego utilizar el Exacto y la tijera para cortarla. Otra forma es frotar repetidamente la tapa de la lata con la acera o una superficie áspera hasta poder desprenderla del resto de la lata, con lo cual, realizar los cortes para extrae el aluminio será un proceso más sencillo. En cualquier caso, debes tener cuidado con las puntas de la ata, que podrían ocasionar cortes en la piel.

  • Segundo paso: Marcar o trazar un cuadrado de 4 cm * 4cm en el rectángulo de aluminio.

Luego de haber obtenido el rectángulo de aluminio de la lata, simplemente cogemos el marcador y la regla y trazamos por la cara interna (plateada) un cuadrado de 4 centímetros por lado.

  • Tercer paso: Recortar el cuadrado con las tijeras.

Luego de haber marcado el cuadrado de 4 centímetros por lado en el aluminio, procedemos a cortarlo con las tijeras o el exacto. En todos estos pasos debemos tener cuidado con la manipulación del aluminio, sabiendo que podemos sufrir cortes con las esquinas o superficies filosas.

  • Cuarto paso; realizar marcas en cada lado del cuadrado.

Al tener el cuadrado de aluminio de cuatro centímetros por lado, procedemos a realizar unas marcas a la mitad de dos lados opuestos (a 2 centímetros de las esquinas) y a 0,5 cm a ambos lados de la mitad de cada uno de los lados (1,5 cm y 2,5 cm, respectivamente). A estos lados los llamaremos (conjunto A). Y, en los otros dos lados restantes (conjunto B) debemos hacer marcas cada medio centímetro de esquina a esquina.

  • Quinto paso: marcar líneas con un lapicero en los conjuntos A y B.

Con un lapicero debemos marcar líneas entre las diferentes divisiones que hicimos de la siguiente manera: dos líneas que unan las marcas correspondientes a la abertura central, es decir las marcas que se encuentran a 0,5 centímetros a ambos lados en el conjunto A. Y, desde estas líneas debemos trazar otras líneas hasta cada una de las marcas ubicadas en el borde externo de los lados correspondientes al conjunto B. Finalmente, tras marcar todas las líneas desde el extremo hasta el centro nos debe quedar como una especie de “satélite”.

  • Sexto paso: Realizar el recorte a la antena casera para darle forma definitiva.

Con el fin de que la antena casera posea mayor recepción, debemos realizar cortes en el conjunto B para darle la forma definitiva que ayudara a mejorarla. Los cortes serán desde el extremo hasta las líneas del conjunto A (centrales). Los cuales deben seguir las siete líneas paralelas que hemos hecho de cada lado. Especial cuidado se debe tener al realizar este paso, para no desprender ninguna de las barras por error. Se obtendrán ocho barras por lado. Y, luego debemos cortar una barra por medio en cada lado, es decir, la mitad de las barras las debemos cortar.

  • Séptimo paso: definitivo.

El último paso y no por ellos menos importante, es forrar la antena casera, plastificarla o aislarla con cinta de embalar. Por una parte, este paso se ejecuta con la finalidad de que la antena que hemos hecho no experimente daños al momento de manipularla. Y, la razón más importante es que muchos dispositivos móviles con sus elementos electrónicos pueden entrar en conflicto con la antena casera en caso no de realizar este paso.

¡Listo! Hemos construido nuestra antena amplificadora de señal, casera y con materiales cotidianos y de manera sencilla. Ahora, simplemente debemos colocar la antena amplificadora casera en la parte de atrás de nuestro dispositivo móvil cuando exhiba poca señal y queramos aumentarla. Por otra parte, podemos dejar fija la antena amplificadora casera en la parte de atrás de nuestro dispositivo, entre el teléfono y la funda (forro) del mismo o la podemos guardar en nuestra cartera, para utilizarla solo cuando la mala señal así lo exija.

Esperamos que esta información acerca de cómo construir una antena amplificadora de la señal, con materiales que tenemos a la mano en la cotidianidad les haya servido para aumentar o estabilizar la señal que recibe su dispositivo móvil, bien sea la conexión WiFi o la conexión que ofrece su operadora telefónica. ¡Suerte!